lunes, 27 de mayo de 2013

Texto para un blog


Usted procure organizarse un tiempo y pensar en qué escribir. Luego tome algún Word que tenga mano y comience tipeando una frase típica que diga algo así como la “la vida es…”. Critíquese a sí mismo y borre lo escrito. Busque al niño, aquel de la terapia psicoanalítica o al de los monigotes sin cuello, e impúlselo a reír, llorar o simplemente a gritar por la necesaria catarsis de cada día.
De igual manera escribirá algo típico y ya no se critique por eso, simplemente permítase jugar.
La vida es una sopa de zanahorias tomada con amor, la palabra de una amiga y una receta sin terminar, los aprendizajes cotidianos, las horas que a veces pasan demasiado rápido, el campo, la flor, el poema, el cumple de mi mamá el martes, las esquelas del amor en fibra azul, la escuela, los enojos, la tierra debajo del armario, las caricias a medianoche, el blog, el precio del arroz y la brisa suave de las siestas que evocan la infancia. Nada es nuevo, la mirada y la emoción son nuevas, allí está la búsqueda y el sentido quizás.


Gracias Silvina por invitarme a participar. 

3 comentarios:

  1. Tan vos, tan sensibles y emotivas tus palabras, rescatando las mínimas situaciones que nos hacen sentir vivos. ¡Te quiero, Amigo! ¡Gracias infinitas! Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  2. Mismito eso, somos palabra y debemos ofrecernos ;)

    ResponderEliminar

¡Gracias por visitar el blog!